RUTA MICOLÓGICA EN EL PARQUE NATURAL DE LOS ALCORNOCALES DE CÁDIZ

Los enamorados de la micología y amantes de las setas, encontrarán abundancia de setas en el parque de Los Alcornocales de Cádiz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En muchas otras partes de España, hay zonas en las que abundan las setas; normalmente suelen crecer en caminos o espacios naturales, denominadas rutas micológicas, para todos aquellos que se dedican a su recolecta. En Ayerbe, un pueblo de la provincia de Huesca, los micológicos suben al monte de esta villa oscense, después de una charla, para la recolecta de estos hongos; o en las Baleares, cada vez son más los expertos y aficionados, que optan por alquilar coches baratos en Ibiza, y visitar las rutas, donde crecen las llamadas setas pìtiusas, que reciben este nombre por su situación geográfica, y por como son también conocidas las islas de Ibiza y Formentera.

Un lugar extraordinario para disfrutar de una ruta micológica en Cádiz es el Parque Natural de los Alcornocales. En temporada de setas, los aficionados a su recolección cuentan con un espacio natural increíble en la provincia de Cádiz, además de con una larga tradición de recolectores que pueden guiar sus pasos por los rincones más poblados.

De hecho la micología de Cádiz destaca en toda Andalucía. Existen tres asociaciones micológica que organizan varias jornadas temáticas entre las que sobresalen las de Jimena de la Frontera, un pueblo pionero en la distribución y comercialización de setas con la apertura en esta localidad de la primera lonja micológica en la comunidad andaluza.

Más de cien especies micológicas se pueden encontrar por toda la provincia gaditana. Los amantes de la micología pueden encontrar en los Alcornocales de Cádiz abundancia en setas de la familia de las llamadas Amanitas, donde se encuadran las más peligrosas, pero a la vez las más deliciosas. La Virosa y la A. Verna son de similares características, además de las A. Pantherina y Muscaria. Dentro de dicha familia también tenemos especies de un gran valor gastronómico como la A. Caesarea. La A. Phalloides, es una especie común en Los Alcornocales, pero mortal si se ingiere, por lo que siempre es recomendable confiar en las guías de las asociaciones especializadas en el tema, y su asesoramiento.

Los expertos recomiendan su recolección en el mes de noviembre, cuando se realizan las jornadas micológicas en el Parque Natural de los Alcornocales, donde además de recogerlas, también se realizan degustaciones, preparadas por cocineras expertas.