El Robledal - La Maroma

Recorrido: Casa Forestal del Robledal Alto, El Contadero, Salto del Caballo, fuente Tacita de Plata, Las Loberas, Cumbre de la Maroma

LongitudDuraciónDesnivelTipoDificultadA pieEn biciEn coche
longitudduraciondesniveltipo linealdificultad altaruta a  pie posibleruta en bici no posibleruta en coche no posible
8,5 km4 horas1000 metrosLinealAltaSiNoNo

El ascenso al pico de La Maroma por su cara Norte es sin duda, uno de los recorridos más sugerentes del Parque Natural "Tejeda, Almijara y Alhama" y de los más conocidos por montañeros y excursionistas. Con sus 2.065 m de altitud, este pico que pertenece a la Sierra Tejeda se convierte en la altura máxima de este espacio natural protegido, situándose al oeste del mismo. Durante la subida podremos observar los distintos pisos bioclimáticos existentes, cada uno de los cuales esta caracterizado por especies vegetales singulares muchas de ellas endémicas y difíciles de ver en otras zonas del Parque.

 

mapa de ruta
 

Recomendamos calzado de montaña y llevar agua sobre todo en verano, pues las fuentes naturales se sitúan solo en la zona alta de la ruta. La mejor época para realizarla es durante la Primavera, Verano y Otoño.

 El punto de partida está situado en la casa Forestal del Robledal Alto a la que podremos llegar por una pista forestal de zahorra, que tomaremos desde la carretera C-3 3 5 a la altura de la Venta de La Alcaicería. Una vez en la casa tomamos un carril que en dirección Sur sube hacia el paraje conocido como los Barracones (Centro de Turismo Rural, gestionado por el ayuntamiento de Alhama de Granada); en esta parte inicial en la que encontraremos una cadena para impedir el paso de vehículos, el camino sube suavemente y nos permite observar a ambos lados del mismo, un auténtico arboreto, con abundantes especies, entre las que podemos destacar quejigos, robles y encinas, cuatro especies de pino, abeto de Douglas y cedros; algo más abajo del inicio del sendero hemos podido observar nogales y castaños, estos últimos productores de frutos muy apreciados en la zona. Cuando llevamos andados unos 5 50 m. desde el comienzo de la ruta, llegamos a un cruce donde con unos indicadores de madera está señalizada la senda de subida a la Maroma que sale hacia la izquierda.

Proseguimos desde este punto la subida por un camino estrecho envuelto en un pinar mezclado con encinas y quejigos, acompañado por un matorral formado por romeros, aulagas, berberís, peonías y enebros; después de un kilómetro se atraviesa un cortafuegos, y se sigue después por la ladera Norte de la Loma del Contadero, donde el camino se transforma en senda; a nuestra derecha queda al Barranco de los Presillejos que discurrirá debajo de la senda hasta llegar a las cumbres del Salto del Caballo. Unos metros más arriba encontramos en nuestra subida un paso estrecho encajado en la roca con forma de uve, llamado el "El Contadero" que servía para contar el ganado que subía ó bajaba de la Sierra. Durante toda la subida se señalan las sucesivas desviaciones mediante flechas verdes pintadas en las piedras del camino y pequeños mojones de piedra.

A partir del "Contadero" la vereda discurre entre un pinar de pino silvestre y pino laricio mezclado con el Arce endémico de estas sierras (Acer granatense) y Mostajos (Sorbus aria), junto a otras especies de matorral como el durillo el majuelo y el enebro. La dificultad de la subida empieza a ser notable, con pendientes acusadas y algunos ascensos en zig-zag, que nos conducen saliendo del bosque, al llamado Collado de Rojas situado en la divisoria de la Loma del Contadero; A este punto llegaremos en una hora y cuarto aproximadamente.

En este punto es recomendable realizar un descanso, para contemplar enfrente de la senda y a la izquierda de la misma las formaciones geológicas de las Chorreras del Perro y del Águila que en época invernal y por la nieve que se acumula en la línea de cumbres cercanas, dejan caer abundante agua por sus paredes verticales de mármol, desprendiendo reflejos y brillos sorprendentes; enfrente de la senda, y siguiendo la divisoria nos encontramos con el Salto del caballo y los Tajos de la Herradura y a la derecha se eleva el Pico del Sol, mole caliza visible desde toda nuestra ruta con una altura de 2.000 m.; la vegetación en la divisoria cambia, pudiendo observarse sabinas redondeadas ancladas en la roca y pies arbóreos aislados de arce, además de abundante matorral almohadillado como piornos y enebros rastreros.

Seguimos subiendo para acceder al Salto del Caballo, por la vereda que discurre por la umbría al pié de los tajos, En este tramo encontramos numerosos ejemplares de Tejo (Taxus baccata), la especie arbórea que da nombre a la Sierra y al Parque; esta especie ávida de sombra y humedad, se mezcla con otras muchas especies nobles como el arce y mostajo acompañados de pino silvestre, formando un bello mosaico de colores, visible en toda la zona de umbría que forma la ladera de Los Presillejos.

Una vez que llegamos al Collado del Salto del Caballo, tomaremos la vereda de la izquierda que nos lleva en unos quince minutos, entre campos de dolinas y lapiaces y con un paisaje ya de alta montaña, a una pequeña fuente llamada "la Tacita de Plata' en la que el capricho de la naturaleza permite que un hilo de agua brote directamente de la roca;

Desde la fuente podemos acceder fácilmente en unos 10 minutos a la línea divisoria de cumbres entre Granada y Málaga desde donde contemplamos las magnificas vistas del Parque Natural Tejeda, Almijara y Alhama.

Continuamos la vereda hacia el Oeste y llegamos de nuevo al Collado del Salto del Caballo, para tomar la senda que sale a la derecha y que nos lleva entre zonas de meseta y reducida pendiente por el paraje denominado Las Loberas, hasta la cumbre de la Maroma, con dos cimas distintas; éstas zonas se encuentran nevadas en Invierno y Primavera, existiendo algunas simas consecuencia del modelado kárstico, que mantienen la nieve acumulada en su interior durante todo el año; la vegetación se compone de matorrales almohadillados, asociados con un conjunto de especies endémicas sujetas a estricta protección.

Desde este privilegiada atalaya, se divisa en días claros, prácticamente al completo el Parque Natural de Tejeda, Almijara y Alhama, tanto en su vertiente granadina, como en la malagueña, distinguiéndose en el horizonte un laberinto de cimas. La Axarquía malagueña se divisa íntegramente, así como extensas zonas del litoral costero que en días claros, propician un contraste único con la línea de cumbres calizas que se eleva a sus pies.

La bajada se realiza por la misma senda, que la subida y el tiempo estimado hasta la casa del Robledal es de una hora y media.

 

perfil de ruta
 

Fuente: Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía 

 

Yo estuve muchas veces,

Yo estuve muchas veces, antes iba cada año, ahora no, pero volveré, espero, siempre fuí por Canillas y el Robledal, ahora tengo un dolor muy grande dentro, pero si la vida me lo permite, volveré.